Que empiece el 2014

3 enero, 2014 - Nathalie

¡Feliz año nuevo! Espero que todos hayáis tenido unas buenas navidades, y que Papá Noel y/o Los Reyes os hayan traído muchas cositas. Estas festividades han sido muy especiales y ajetreadas para nosotros, así que os voy a poner al día.

Han sido unas navidades muy, pero que muy diferentes, (aunque esto es algo que me esperaba). Hemos estado rondando los 40º de temperatura en Brisbane; pero la sensación térmica es de mucho más debido a la humedad: parecía que estábamos metidos en una sauna constantemente. Incluso hay días, que el aire está tan caliente que cuesta respirar (y de verdad que no estoy exagerando, que en Málaga también hace mucho calor, y nunca me he sentido así); esto es como El Caribe. Aun así lo estamos aprendiendo a sobrellevar, nos encanta el verano y el buen tiempo, y no por esto nos deja de gustar.

Os voy a contar como hemos celebrado la navidad: En Nochebuena (Christmas eve) pasamos una muy buena noche con mi familia (mis tíos y primos). Una cena espectacular, de esas de película con un pavo enorme. Probamos las comidas típicas de estas fechas, y la verdad que todo estaba para repetir. Y como regalito, por nuestra homesickness navideña, nos regalaron una cesta de productos españoles: donde no faltaron el jamón serrano, las aceitunas, el queso manchego y también nos regalaron una paellera. Fue el mejor regalo del mundo de la mejor familia. ¡Imposible que hubieran acertado con un mejor regalo!

Y en la noche de fin de año (New year’s eve) hicimos una fiesta en nuestra casa: noche vieja de Hispanos. Fue la mejor cena española/colombiana, con nuestros amigos y nuestra compañera de piso. Tras una tarde de desastre en la cocina, muchas risas, un poco de picoteo, una cena exquisita, mi intento/fracaso de tarta de tres chocolates, mucho vino, un paseo hasta Southbank para ver los fuegos artificiales y unas uvas de la suerte a las 12 en punto, puedo decir que ha sido una de las mejores navidades . Me hubiera gustado ver los fuegos en Sydney, es mi sueño, pero los de Brisbane tampoco estuvieron nada mal (desde luego mejor que los de la feria de Málaga); además que pasar la noche con nuestros amigos no lo cambio por nada.

Y ambas noches, aunque lo pasé super bien, he de decir que eché mucho de menos a mi familia. Pero hemos disfrutando de unas navidades diferentes, y eso es algo que me llevo conmigo para toda la vida. También, como hemos tenido unos días de vacaciones, nos hemos pegado una escapada a Byron Bay: nos ha encantado.

Y bueno, para terminar quiero deciros que por estas fechas, solía escribir mis propósitos para el nuevo año con la esperanza de que se cumplieran. Pero este año no quiero proponerme nada. El año pasado tenía unos propósitos muy distintos a los que se han cumplido a lo largo de estos últimos 12 meses. No tengo nada de lo que esperaba, y me han pasado cosas que jamás creí que me sucederían y he aprendido a ser feliz con eso. A veces la vida nos lleva por otros caminos que nosotros no esperábamos y eso no es malo. Mi vida ha cambiado lo inimaginable en un año, y por eso mismo no pido nada, porque sea lo que sea lo que la vida me depara, me está gustando. Quizás lo que yo quería no es lo que necesitaba o me venía bien. Quizás sea esto lo que necesito, estar aquí y ahora y disfrutar el presente. Y desde luego eso es lo que pienso hacer.

Nos vemos muy pronto en el paraíso.

N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto rápido:

info@unsaltoaaustralia.com

Facebook Instagram YouTube LinkedIn Email

©2020. UN SALTO A AUSTRALIA

Newsletter