«Debería haber dado el salto mucho antes» – conoce a Esther :D

3 agosto, 2018 - Nathalie

Esther decidió marcharse a estudiar a Australia a sus 31 años y, aunque quizá te sorprenda, cada vez son más los estudiantes mayores de 30 años en este país.

Como ves, no hay edad para dar el salto. Y si no que se lo pregunten a Esther, a quien le hubiese gustado atreverse antes a cumplir su sueño de vivir en Australia.

Con su objetivo de aprender inglés muy claro, en esta entrevista descubrirás sus mejores consejos para hacerte con el idioma lo antes posible 🙂 

¡Espero que, como siempre, te inspire y te sea de mucha ayuda!

¡Te dejo con Esther! 🙂

1. ¡HOLA ESTHER! CUÉNTANOS, ¿QUIÉN ERES?

Hola, mí nombre es Esther, soy de Málaga y tengo 33 años. Termine la E.S.O y me especialice en masajes y terapias naturales. En Australia tenía a mi mejor amigo y por eso decidí venir.

2. ¿CUÁNTO TIEMPO VAS A ESTAR EN AUSTRALIA?

Llevo en Australia desde Marzo del 2017 y tengo visa hasta 2021. Siempre quise aprender inglés y, como mi amigo estaba aquí, al menos en Australia no estaría sola.

3. ¿CON QUÉ VISADO HAS VENIDO A AUSTRALIA Y CÓMO FUERON LOS TRÁMITES?

Vine y sigo con visado de estudiante. Los tramites fueron sencillos porque Un Salto a Australia se encargó absolutamente de todo.

4. ¿EN QUÉ CIUDAD VIVES EN AUSTRALIA Y POR QUÉ LA ELEGISTE?

Escogí Sydney por que es donde vive mi amigo.

5. ¿CREES QUE HAS ACERTADO EN LA ELECCIÓN DE TU CIUDAD?

Sí, por que tiene de todo, el transporte es bueno y fácil y me encanta la diversidad cultural que tiene.

6. ¿CÓMO FUERON TUS PRIMEROS DÍAS EN AUSTRALIA?

Locos y ocupados. LleguÉ en pleno Mardi Gras y fue un no parar de fiestas y desfiles.

7. ¿QUÉ HAS ESTUDIADO EN AUSTRALIA? ¿RECOMIENDAS ESTE PAÍS PARA APRENDER INGLÉS?

Estudio inglés y sí que recomiendo Australia para aprender el idioma. La gente es amable y como hay personas de todos los rincones del planeta, al igual que tú, la gran mayoría pasaron por tu situación y hacen por entenderte y ayudarte.

8. ¿HAS TENIDO DIFICULTADES PARA ADAPTARTE?

Me sentí bien recibida desde el principio y la gente se esforzaba por comunicarse, aunque no entendía nada y tenía que usar el lenguaje corporal para comunicarme, cosa que no me preocupaba pues soy bastante sociable y expresiva.

No sabía inglés y para eso había venido, sabía que debía darme mí tiempo y no agobiarme pues nivel era cero y un idioma no se aprende de la noche a la mañana.

La gastronomía de mí país si que la hecho de menos, y mucho. Y más siendo una amante del marisco y los pucheros.

9. ¿TE HA RESULTADO FÁCIL HACER AMIGOS? ¿DE QUÉ NACIONALIDADES SON? 

En ese aspecto he tenido muchísima suerte. Comparto piso con una australiana, la cual tiene su grupo de amigas y desde el primer momento me aceptaron como una más. Y, en la escuela es fácil hacer amigos, pues todos están en tu misma situación.

Yo, en mi caso, preferí salir y relacionarme con las amigas de mi compañera de piso, ya que hablaban inglés y podía practicarlo y aprenderlo.

Desde que llegué he intentado sólo hablar inglés y, si he conocido a alguien en la escuela que hablaba mí idioma no he creado vínculos porque, por mucho que lo evites, si sales con gente de tu país, hablas tu idioma y no avanzas.

10. ¿CUÁNTO TARDASTE EN ENCONTRAR ALOJAMIENTO?

Bueno en mí caso, como ya he dicho, tuve mucha suerte. Mi amigo ya tenía una habitación buscada para mí, a 20 minutos de la ciudad en tren y asequible. Compartiendo apartamento con una chica australiana y teniendo mi propia habitación por 200$ a la semana, ¡toda una ganga en Sydney!

11. ¿HAS TRABAJADO DURANTE TU ESTANCIA EN AUSTRALIA?

Conseguí trabajo en una empresa de limpieza 20 horas a la semana. Te da para lo justo ya que la vida aquí es cara; el transporte es muy caro, y estudiar y la comida son caros. Pero administrándote y buscando los supermercados más baratos, te llega para vivir.

12. ¿CÓMO ES UN DÍA NORMAL EN TU VIDA AUSTRALIANA?

Estudio por las mañanas de 9 a 15 y, después, trabajo de 17 a 21, así qué no paro de lunes a viernes. Paso todo el día fuera de casa y cuando vuelvo tengo que preparar la comida para el día siguiente. Se hace duro pero te mantienes ocupado, cosa que es bueno para que no te de tiempo a pensar en lo que dejaste atrás al empezar con tu nueva aventura.

Cuando descanso intento visitar los rincones de la ciudad y sus playas, que son una verdadera maravilla.

13. ¿HAS VIAJADO POR AUSTRALIA?

He viajado con la empresa de limpieza con la que trabajo, ya que cuando tengo descansos en la escuela me mandan a trabajar fuera. Conozco Armadle , Gold Coast y Brisbane; en estas dos últimas quede enamorada de las playas y costas de la zona.

14. CUÉNTANOS LO MEJOR Y LO PEOR DE AUSTRALIA

Para mí lo mejor los parajes salvajes que tiene y esos rincones que da la sensación que nunca han sido pisados por el ser humano.

Y lo peor, no sabría que decir, porque estoy encantada. Aunque quizás en un momento dado diría que la gente es muy cuadriculada, echo de menos la espontaneidad. Me explico: aquí la gente para salir para hacer algo tiene que mirar agenda y te dicen, «ok, el 24 de julio de 6 a 9 tengo libre, ¿te viene bien?» ¿Hola? ¡Si no sé ni qué voy a cenar mañana! Es ridículo y gracioso, y echo de menos eso de «-Oye, ¿qué haces? -Nada. -¡Pues venga, ponte algo que nos vamos!»

15. ¿UN PREJUICIO QUE RESULTÓ SER TOTALMENTE EQUIVOCADO DE AUSTRALIA?

Que el inglés se habla muy mal. Si te vas al interior, vale, pero en la ciudad creo que lo hablan muy correcto. Es verdad que tienen quizás su acento o acortan las palabras pero lo mismo pasa en todo los países del mundo.

16. ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE HA SORPRENDIDO DE AUSTRALIA?

Pues aparte de los paisajes, me sorprende ver y sentir los derechos que tienes como persona y trabajador.

Soy estudiante y estoy limitada al trabajar 20 horas a la semana. Pero aún así te valoran, y más si cumples con tu trabajo.

La empresa se compromete, cobras tus tasas a final de año, te pagan la superannuation y ves que conforme mejoras tu nivel de inglés, tienes mas opciones y te dan mejores cargos.

No solo tú te comprometes con la empresa, la empresa también se compromete contigo.

17. ¿Y LO MÁS ECHAS DE MENOS DE TÚ PAÍS?

Aparte de la familia y amigos, como es normal, la comida.

18. SI VOLVIESES ATRÁS, ¿VOLVERÍAS A DAR EL SALTO?

Un rotundo y enorme ¡sí! De hecho, arrepentida de haberlo hecho a los 31, debería de haber dado el salto mucho antes.

19. ¿QUÉ CONSEJO LE DARÍAS A AQUELLOS QUE QUIEREN DAR EL SALTO A AUSTRALIA PERO NO SE ATREVEN?

Creo que tienes que estar física y emocionalmente preparado, pues tienes que dejar atrás todo lo que quieres y a lo que estás acostumbrado, para empezar de cero y conocer todo un mundo nuevo.

Pero si sólo se te ha pasado por la mente es porque una pequeña parte de ti, aunque no lo sepas, quiere viajar y experimentar cosas nuevas. La vida es corta y solo se tiene una; tu país va a estar ahí y, por supuesto, tú amigos y familiares, y lo que no hagas hoy lo habrás desperdiciado mañana, así qué carpe diem y a exprimir la vida.

No será fácil -de hecho, es bastante duro- pero merecerá la pena.

20. Y, POR ÚLTIMO, ¿EN QUÉ TE HA AYUDADO UN SALTO A AUSTRALIA? ¿NOS RECOMENDARÍAS?

Un Salto Australia me ha ayudado absolutamente en todo. Son competentes, atentos y muy profesionales.

Sin duda alguna, volvería a trabajar con ellos. De hecho, lo hice; vine con ellos y he renovado con ellos y si necesito volver a renovar no perderé tiempo mirando otras opciones pues no las voy a encontrar mejores y, sé de lo que hablo, porque lo he mirado.

Sin duda alguna, fue lo mejor que se cruzó en mi camino para facilitarme la llegada, el papeleo, escuela y todo lo que necesitas para empezar de cero en un nuevo país.

¡Muchísimas gracias, Esther, por compartir tu experiencia con todos los que están a punto de dar el salto! 🙂

¡Te deseamos lo mejor durante tu experiencia en Australia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto rápido:

info@unsaltoaaustralia.com

Facebook Instagram YouTube LinkedIn Email

©2020. UN SALTO A AUSTRALIA

Newsletter