Melani: ‘Trabajar en Australia sin saber inglés es posible’

30 septiembre, 2016 - Nathalie

Melani es una joven que ha vivido la experiencia más increíble de su vida en Australia. Vino sin saber inglés, con un nivel nulo, pero ha disfrutado aprendiendo como una niña. Se fue a Australia por probar, y sin duda, quedó enamorada del país, y extendió visado para quedarse ¡2 años más!

1. Preséntate: Nombre, edad, profesión y ciudad/país de nacimiento.

Melania Padillo Arenas, 22 años y soy de Blanes, Girona en España.

2. ¿Cuánto tiempo has estado en Australia?

Estuve en Australia 2 años y medio.

3. ¿Por qué decidiste dar el salto a Australia? ¿Y por qué éste país y no otro?

¿Qué por qué Australia? Pues ni yo misma lo sé… No tenía ni idea de donde me metía. Jamás se me había ocurrido irme de mi país, hasta que una amiga me contó sus planes de irse a Londres, pero la idea no me atraía ya que Inglaterra nunca me había llamado la atención. Esta misma amiga empezó hablarme de Australia. Este país me produjo curiosidad y fui recolectando información y más información, hasta que me entró la locura de decir: » ¡Me voy contigo va! » Y así fue.

4. ¿Qué ciudad elegiste y por qué? ¿Te ha gustado?

En un principio quería ir a Byron Bay, pero me informé bien y no tenía tantas salidas profesionales al ser más parecida a un pueblo que a una gran ciudad. Fue entonces cuando me planteé Brisbane ya que al ser más grande me resultaría más fácil encontrar trabajo, su clima era muy bueno y además estaba a una hora escasa de Byron. ¡No me equivoqué! Me ha encantado Brisbane, la considero mi segunda casa. A pesar de ser la tercera ciudad de Australia tiene un toque bohemio que me enamora ¡Me encanta mi city!

5. ¿Cómo fue el comienzo de tu aventura?

Todo fue perfecto. Encontré trabajo a la primera semana, me adapté a todo e hice amigos muy rápido. Fue todo como un sueño, otro mundo…

6. ¿Es la vida en Australia como la imaginabas?

Lo que ves en las películas se queda corto ¡Es mucho mejor!

7. ¿Qué estudiaste en Australia? ¿Y qué tal es tu nivel de inglés ahora, en comparación con cuando llegaste?

Estudié inglés todo el tiempo que estuve en Australia. El primer año hice un curso de General English y el segundo año me saqué un certificado en Writing and Reading English, un curso «saca-visas» como les solemos llamar.

Mi nivel de inglés era muy básico y Nathalie lo sabe perfectamente, ya que la conocí un par de días más tarde de llegar. Ella no se creía cómo había podido llegar o haber sido capaz de salir de España con el nivel de inglés tan bajo que tenía, era algo así: Can you help me? ¿Queeeeé? Hi ¿QUEEEEÉ? hahahah. No sabía nada, pero lo peor es que no entendía nada tampoco. Pero sí, ahora estoy muy contenta, he aprendido muchísimo. Puedo ir a cualquier lugar y entender lo que dicen y lo principal, hacerme entender bien.

8. ¿Cómo fue tu experiencia al llegar con un nivel tan bajo de inglés? ¿Te costó mucho aprender?

Para mí no fue un problema en ningún momento, al contrario, intentaba no agobiarme con el tema. No sé como aprendí ya que te va saliendo solo, pero supongo que como lo hace todo el mundo: hablando, hablando sin parar, aunque no me entendieran yo hablaba. ¡Todo gracias a no tener vergüenza!

9. ¿Cómo encontraste alojamiento? ¿Qué tal la experiencia de compartir casa?

En Australia en general es muy fácil encontrar alojamiento (aunque siempre como en todo hay excepciones). Hay muchísimos pisos y habitaciones de alquiler, que bien lo puedes encontrar por páginas de Internet o por el boca boca. Yo he estado viviendo en muchos sitios diferentes, si mi memoria no falla creo que durante toda mi estancia me mudé unas 8 veces. ¡Sí 8 veces!

He compartido habitación, he tenido habitación propia y hasta he alquilado mi propia casa para re-alquilar las habitaciones. Esto último lo hice nada más llegar ya que de esta forma me ahorraba pagar alquiler además de que era fantástico tener una casa en Australia. Cuando terminó el contrato de alquiler a los 6 meses, decidimos no seguir porque suponía mucha responsabilidad y no queríamos complicaciones.

En resumen: ¡Compartir es vivir! Pero no es nada fácil, porque no todo el mundo es como tú y no todo te va a parecer bien; pero de eso se trata la convivencia.

10. ¿En qué has trabajado? ¿Cuál fue tu primer trabajo? ¿Cuánto tardaste en conseguir trabajo? ¿Y cómo lo conseguiste?

Durante todo el tiempo que estuve allí trabajé en dos restaurantes fijos. El primero, lo encontré a la semana de llegar a Australia. Era una cadena de restaurantes mexicanos, que al ser latinos contrataban a personal hispano y no necesitaba inglés (el paraíso en ese momento). A medida que pasaba el tiempo me di cuenta que tenía que avanzar con mi inglés, así que tras año y medio allí y después de volver de unas vacaciones de un mes en Nueva Zelanda (con la cuenta vacía) decidí cambiar de trabajo. En una semana tenia 5 entrevistas. Yo pienso que quién quiera trabajar, trabaja. No es fácil, pero difícil tampoco es.

El otro trabajo fue en una cafetería muy popular (tienen unas tartas riquísimas) de mi querido barrio de West End. También cogí un trabajo de un día a la semana en un mercado vendiendo falafels y de profesora de español un par de horas a la semana en una guardería.  Vamos, lo que viene siendo ser una pluriempleada.

11. ¿Por qué has vuelto a España? ¿Descartas volver a Australia?

Volver a Australia está en mis planes, pero no ahora; quizás en un par de años. Me fui por una razón muy simple: yo no fui a Australia por necesidad, fui a vivir una experiencia y así lo hice. Ahora quiero seguir viviendo experiencias, pero en otros lugares del mundo.

12. ¿Te ha beneficiado en algo tu experiencia en Australia en el ámbito profesional y personal?

Sí, eso lo sabes desde el momento en el que te vas fuera de tu país. Creces mucho como persona y profesionalmente. Es una experiencia que te enriquece demasiado. Para muchos esto no es así, pero para mí la mejor universidad es «VIAJAR».

13. Lo que más de menos de Australia. 

Lo que más echo de menos es ¡Todo! Bueno, excepto la comida. Echo de menos esa simpatía y buena energía que te transmitía la gente. Subirte a un autobús y que el conductor ame su trabajo y te diga ‘ con una sonrisa inmensa. Este ejemplo se puede trasladar a tu profesor de inglés, compañeros del piso, la señora que está en el supermercado de cajera, la recepcionista del médico… Todo siempre con un THANKS!!!

14. Lo que más te gusta de Australia.

Australia me enamora por su fauna, tanto marina como terrestre.

15. ¿Has viajado por Australia? ¿Por dónde?

He viajado mucho. Desde la Gran Barrera de Coral, hasta Melbourne, toda la costa este y alguna que otra isla de los alrededores. Cada rincón de Australia es espectacular y sorprendente.

16. ¿Qué le dirías a aquellos que tienen miedo a dar el salto?

¿Miedo? ¿Qué miedo? El miedo no existe, solo está en tu cabeza. Simplemente tienes que querer, si quieres hazlo ¡TODO ESTÁ EN TI! Da el salto a Australia 🙂

17. Dinos lo que quieras.

Solo os puedo decir ¡Que no perdéis nada por intentarlo! En España, vuestra casa, no se va a ir. Siempre va a estar ahí para vosotros. Con tan solo salir de casa ¡Ya estás ganando!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto rápido:

info@unsaltoaaustralia.com

Facebook Instagram YouTube LinkedIn Email

©2020. UN SALTO A AUSTRALIA

Newsletter