Cómo encontré trabajo mi segundo día en Australia

17 octubre, 2013 - Nathalie

‘Tengo 18 años, un nivel de inglés alto (ya que como os conté, soy medio británica, aunque mi inglés ha estado atrofiado desde hace años por la falta de práctica), y nunca he trabajado en mi vida’ ¿Es así como tengo que comenzar mi CV? Bueno, espero que al ver mis ganas de trabajar, alguien me de una oportunidad…

Con mucho miedo fue como comenzó mi carrera profesional en Australia.

Llevaba dos semanas en Australia, en las que había estado ‘de vacaciones’ y adaptándome a mi nuevo país, cuando me di cuenta que me tenía que poner las pilas YA, porque la vida en Australia es cara, y el gastar y no ingresar es un plan que acaba mal.

MI PRIMER DÍA BUSCANDO TRABAJO: 2 ENTREVISTAS, 0 TRABAJOS.

Así que, un día me hice un CV, le eché valor y salí a la calle en busca de mi primer trabajo. Empecé repartiendo currículum por el centro de Brisbane, en todos los bares, restaurantes y tiendas que encontraba. Estuve como unas 6 horas, hasta que me dolían los pies de tanto caminar. Ese día, conseguí mi primera entrevista, en el último local al que fui: The Coffee Shop. Le entregué el CV a la manager, lo leyó delante mía, y me dijo que si quería ir al día siguiente a hacer una prueba.

Por supuesto, allí estaba yo a la mañana siguiente, toda vestida de negro y muy ilusionada. Pero, siendo realistas, mi primera prueba me salió fatal. Nunca pensé que ser camarera era un trabajo tan complejo. Para empezar todos los trabajadores eran asiáticos, menos yo, así que desde el principio ya me sentí algo fuera de lugar. Me hicieron trabajar durante un par de horas como una más, sin explicarme qué debía hacer, cómo o cuando. Y aunque le eché ganas, necesitaba un libro de instrucciones; en mi vida había llevado una bandeja, ni hecho corazones en los cafés. Así que, primera entrevista fail, lo que me desanimó bastante.

De ese mismo primer día repartiendo CV, me llamaron también para hacer otra prueba, pero 10 minutos antes de llegar a la cita que teníamos, la manager me llamó diciéndome que lo sentía pero que ya habían encontrado a alguien.

MI SEGUNDO DÍA BUSCANDO TRABAJO: YUHUUUUUUU ?

Así que, con algo menos de ilusión, pero aun muchas ganas, me dispuse a echar CV mi segundo día.

Tan solo me quedaba un currículum, así que me pasé por una papelería para fotocopiar más. Y ¡allí me ofrecieron mi primer trabajo! Fue una forma de encontrar trabajo bastante curiosa ya que el dueño de la tienda, el que me atendió y me fotocopió los papeles, me empezó a preguntar sobre mi CV, y yo pensaba que estaba siendo simpático conmigo. Después de una buena conversación (y de haberle confesado que no tenía experiencia) me preguntó si quería empezar a trabajar con ellos. ¡Y claro que quería! No me lo podía creer, pensaba que era una broma. Cuando ya llevaba unos días trabajando ahí, le pregunté que porqué me contrató: ‘por tu sonrisa y tus buenas energías’ me dijo.

Así que ahora trabajo en una News Agent (quiosco/papelería).

No es un trabajo duro, estoy en la caja, atendiendo a los clientes, organizo las revistas y periódicos, vendo lotería y recojo un poco la tienda: la verdad es que según van pasando los días, cada vez me va gustando más, porque me paso el día hablando con los clientes, y practico muchísimo el inglés ya que estoy cara al público todo el rato. También estoy conociendo mucha gente y aprendiendo a hacer inventarios; y como me fascinan los números, pues me entretengo bastante. El dueño de la tienda solo trabaja los fines de semana, y su mujer entre semana, con la cual trabajo yo. Creo que ha sido el mejor primer trabajo que jamás podría haber pedido, aunque me pagan muy poco (12$ la hora, MUY por debajo de lo legal, me dan 25-30 horas por semana, así que me va dando para cubrir gastos mientras busco un segundo trabajo).

Deciros, desde mi experiencia personal, que como primer trabajo, recomiendo coger lo que sea (aunque te paguen mal, siempre que tus jefes no sean unos imbéciles). Yo estoy contenta, porque a pesar de que me pagan demasiado poco, ya me da para sobrevivir en Australia y estoy cogiendo experiencia laboral a la vez que mejoro mi inglés. Y mientras tanto, pues sigo buscando curro e intentaré compaginar este con el próximo que encuentre 🙂

Estoy muy contenta, porque en menos de dos semanas aquí ya tengo trabajo y también HEMOS ENCONTRADO CASA. Yo no sé que es, si mi sonrisa, mi actitud, o el karma; pero desde que pisé tierras australianas no hago más que tener buena suerte. La vida me sonríe en estos momentos, y ya era hora.

Nos vemos muy pronto en el paraíso.

N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto rápido:

info@unsaltoaaustralia.com

Facebook Instagram YouTube LinkedIn Email

©2020. UN SALTO A AUSTRALIA

Newsletter