Canberra y Batemans Bay

20 enero, 2015 - Nathalie

Resumiendo mi último post sobre la ruta de viaje que hicimos de Brisbane a Sydney, tardamos 7 días en llegar a Batemans Bay, y nos habíamos gastado hasta el momento 250$ cada uno.

Así que, llegamos a Batemas Bay el día 18 de Diciembre para pasar unos días con mi familia australiana, la cual tiene una casa en esta bahía, ya que ellos vivían en Canberra y veraneaban aquí: casi les echábamos de menos tras una semana sin verlos. Este lugar no es nada del otro mundo, pero es un lugar muy turístico para las personas que viven en Canberra y quieren pasar unas vacaciones en la playa. Aunque hay muy buenos restaurantes con comida exquisita a muy buen precio, además de aguas limpias y arenas blancas.

Estuvimos en este rincón del país durante 4 días, disfrutando de la tranquilidad: del no hacer nada. Piscinita, playa, buena comida, tiempo en familia… ¡Incluso nos montamos en una moto de agua! Que bien lo pasamos. También hicimos una escapadíta a unos 45 minutos de donde estábamos, a ver a la hermana de mi tía (que vive en Canberra), que también estaba unos días en la costa en un pueblecito cercano llamado Potato Point. Este lugar tenía un encanto muy especial ya que hay un montón de animales salvajes en las playas, como canguros, loros y emes, que se acercan a los humanos ya que están acostumbrados a la civilización. Fue una experiencia única e increíble: quizás una de las más auténticas que hayamos tenido en Australia.

Llegamos una de la playa de Potato Point para pasear un rato junto con mi familia, y aparcando el coche vimos un gran revuelo de docenas de loros de colores salvajes alrededor de un chaval que había llevado pipas para alimentarlos. El chico, super majo, nos dio un poco a todos los presentes para que hiciéramos lo mismo. Sin palabras nos quedamos Fran y yo, ya que nos encantan los animales, y estos se nos estaban posando encima nuestra para que les diéramos de comer.

Y luego, para alegrarnos aun más el día, mis tíos nos habían llevado a una playa llena de canguros salvajes sin nosotros saberlo para darnos la sorpresa. Estaban todos en el césped, comiendo, y parecía que posaban para la fotografía perfecta. Nos acercamos bastante, y algunos incluso nos dejaron acariciarlos.

La verdad que las vacaciones en familia son de las mejores. Y más si es con una familia como la nuestra: nuestra familia australiana. Son los mejores. Hacemos un buen equipo todos juntos.

Así que después de estos 4 días en la costa y descansando, nos pusimos rumbo a la capital Australiana, para pasar tres días más junto a la familia de mi tía y pasar con ellos el día de navidad en Canberra.

Por cierto, si alguien por casualidad pasa por Batemans Bay, un destino que tiene algo de encanto, pero que no es una parada obligatoria porque no tiene nada demasiado interesante o que destaque, os recomiendo hacer algo, que yo descubrí hace poco, pero que me hubiera encantado hacer en este pueblo. Y es que, hay un muchacho que ha hecho amistad con una manta raya gigante, y todos los días el animal se acerca a verlo y a comer. Si bajas al lugar en el que le dan de comer, es muy probable que la veas de cerca, y quizás te atreves a entrar al agua (yo lo haría). El sitio se llama The Boatshed, y podéis ver un video aquí donde el chico cuenta su historia con este animal.

Y ahora hablemos de Canberra, la capital de Australia aunque muchos no lo crean. Es una ciudad extensa y acogedora además de super ordenada, ya que fue construida tras ser planeada para ser la capital. La gran mayoría de departamentos gubernamentales y políticos como son el parlamento y la corte suprema de Australia están aquí.

Aparte de esto, no se puede decir que esta ciudad tenga nada demasiado interesante. Creo que es un sitio tranquilo para vivir, pero que carece de actividades turísticas o ambiente joven. Aunque he de decir que es cierto que ofrece restaurantes de muy buena calidad, y que es una ciudad pacífica y con mucha fauna y naturaleza. Pero no hay nada demasiado inquietante aparte del Australian World Memorial museum el cual me gustó muchísimo, sobre todo la parte en la que se conmemora a los fallecidos en las guerras: cada uno de los australianos fallecidos en cualquier guerra tiene un lugar en este precioso muro. A la puesta del sol, cada día, hay alguien que lee la biografía de uno de los soldados y le rinde tributo. Cada día a uno diferente, para así, nunca olvidar a ninguno de los que luchó por una noble causa. La verdad que es una de las cosas con más sentimiento que he visto en mi vida. Me recorren escalofríos tan solo de recordarlo.

  • Situación geográfica: Batemans Bay y alrededores en el estado de NSW, y Camberra en el estado de ACT.
  • Coste: Estos 7 días de viaje nos han costado lo siguiente: 100$ en alojamiento, ya que le dimos este dinero a mi familia para contribuir con la luz, el agua y la comida en Batemans Bay; 100$ en comer en la calle y 150$ en gasolina. El total ha sido de 350$ por los dos, lo que viene a ser 175$ por persona.  En total llevamos gastados 850$ entre los dos en dos semanas de vacaciones todo incluido.
  • Recomendaciones: Nosotros fuimos a estos dos destinos, tanto Batemans Bay como Camberra, por pasar unos días con la familia, pero no son lugares que recomiende fuertemente. Potato point si estuvo chulo, pero quizás una noche y si vas de paso; Batemans Bay si vas a intentar ver las mantas rayas; y Camberra si te gustan mucho los museos: pero solo son sitios de paso. No recomiendo planear un viaje expresamente para ver ninguno de estos sitios. Pero tan solo es mi opinión 🙂

De momento llevamos dos semanas de viaje increíbles, y aun nos queda la mejor parte: la ciudad de Sydney. ¡Que ganas tengo!

Nos vemos muy pronto en el paraíso.

N.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto rápido:

info@unsaltoaaustralia.com

Facebook Instagram YouTube LinkedIn Email

©2020. UN SALTO A AUSTRALIA

Newsletter