©2016. UN SALTO A AUSTRALIA

CONTACTO RÁPIDO:

info@unsaltoaaustralia.com

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • Email

Newsletter

/                   /                                 /                   /

----------------------------------------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Echo de menos Australia: de vacaciones en España

August 13, 2015

Ahora que estamos de vuelta en España y llevo aquí 4 semanas, me doy cuenta de que tomamos la mejor de las decisiones, al irnos a vivir a Australia. A pesar de que amo mi país, y mi familia y amigos están aquí, mi vida en Australia me gusta mucho más: soy más feliz en todos los aspectos. En España, todo sigue igual, y lo que ha cambiado no ha sido a mejor; y me da pena, porque creo que es un país increíble y precioso, pero de corazón, ojalá nunca tenga que volver a vivir aquí de nuevo, porque una vida así no es lo que quiero para mi futuro.

 

En cuanto a la situación laboral, no creo que haga falta que me enrolle mucho, ya que todos sabemos como están las cosas: me ha dado mucha pena ver como amigos míos trabajan como esclavos por un sueldo de mierda, en unas condiciones horribles, sin que les paguen horas extras, y sin tener tiempo para disfrutar ni un poco de la vida; no sé a vosotros, pero desde luego a mi esto me parece muy triste. ¿Para que trabajar, si no puedes disfrutar el dinero? ¿Para sobrevivir? Mi vida laboral ha empezado en Australia, y siendo realistas estoy influenciada por ello, pero lo que he visto por aquí me ha hecho darme cuenta de que yo no quiero una vida así, no quiero vivir para trabajar, sino trabajar para vivir, y en España por desgracia, esto último es impensable.

 

Algo que también me ha impactado, cosa que había olvidado por completo, es el poco respeto que se le tiene al medio ambiente: la gente, sin animo de ofender a nadie, es muy puerca: las calles están llenas de bolsas, colillas y basura por el suelo; las playas dan pena: no te puedes ni bañar ni tumbarte en la arena de la de botellas y suciedad que hay… Es una pena que no se cuide nada, que a la gente le de absolutamente igual; quizás siempre ha estado así, pero yo no me he dado cuenta hasta que he estado fuera de que no es así como debería ser.

 

Algo que también había olvidado que existía era el postureo español, algo que no he echado de menos ni un poquito: presumir de lo que no tienes, querer que todo el mundo piense que tu vida es increíble cuando no lo es, de que las apariencias lo sean todo, de poner buenas caras, de decir a ver si nos vemos pero no mostrar ningún interés después en quedar... Creo que este país es bastante único en esto, y me alegro de no tenerlo en exceso en Australia.

 

He nacido aquí, en Andalucía, y me siento muy española aunque no me gusten muchas cosas y crea que hay otras tantas por cambiar; pero eso no cambia que quiero muchísimo mi tierra. Volver de nuevo ha sido una experiencia muy positiva, no vamos a engañarnos: teníamos muchas ganas de estar con la familia de nuevo, disfrutar con los amigos, ponernos morenitos en la playa... Hemos disfrutado mucho de esto pero ya, ahora nos volvemos a casa; unas vacaciones están bien, pero ya tenemos ganas de volver a Australia.

 

Por último solo contaros que tengo un par de conocidos que también han vivido fuera, uno en Inglaterra y el otro en Costa rica, que me han comentado la típica frase de ‘como en España, no se vive en ningún sitio’ y ‘en el extranjero lo único que se hace es trabajar, trabajar y trabajar’. Yo supongo que tanto el país como la persona influyen mucho en que la experiencia de emigrar salga bien, o quizás sea que Australia es el mejor país del mundo: no lo sé; pero ahora mismo, mi corazón me dice que mi hogar está en Australia

 

Nos vemos mu pronto en el paraíso.

N.

 

 

 

 

Please reload