©2016. UN SALTO A AUSTRALIA

CONTACTO RÁPIDO:

info@unsaltoaaustralia.com

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • Email

Newsletter

/                   /                                 /                   /

----------------------------------------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------------------------------------------------

La experiencia de Caro, una estudiante española en Brisbane, Australia.

February 7, 2017

 

Nuestra estudiante Caro llegó a Australia hace algo más de medio año, y decidió vivir en Brisbane. Después de haber estado en Inglaterra trabajando como au-pair decidió irse aun más lejos, y es la mejor decisión que ha tomado. Está teniendo una experiencia increíble, trabaja desde que llegó (¡Y por casualidades de la vida trabajó para Elsa Pataky!), ha mejorado bastante su nivel de inglés, y ha hecho un montón de amigos que se lleva para toda la vida. Aquí os dejamos la entrevista al completo :)

 

 

Preséntate: Nombre, edad, profesión y ciudad/país de nacimiento.

Mi nombre es Carolina Bruzon Bandeira, pero casi todos me llaman Lola.

Nací en Vigo, España, hace 27 años. Y aunque de momento no ejerzo, soy Profesora de Educación Primaria.

 

¿Cuánto tiempo llevas en Australia?

Llegué a Australia el 31 de julio de 2016. Imagínate mi descuadre: una gallega, en un “supuesto invierno”, en pleno julio, a unos 17-18 grados. ¡Manda carallo!

 

¿Viniste sola a Australia? ¿Tuviste miedo?

No diría que vine sola. Más bien, diría que no vine acompañada. Porque sola, sola, nunca se está. Mi familia, mis amigos, mi ciudad… todo sigue donde lo dejé. Que no los vea no significa que no estén ahí. Y lo del miedo, tampoco lo llamaría así. No tiene sentido tenerle miedo a algo que no conoces. Lo que yo sentía antes de venirme era más bien una mezcla entre nervios y ganas.

 

¿Por qué decidiste dar el salto a Australia?

Siempre que me preguntan esto digo: ¿Y por qué no?

Cuando terminé la carrera me fui a trabajar a Londres de Au pair. Viví allí con una familia, que se convirtió en la mía, durante 1 año y medio. Recuerdo perfectamente mi llegada a la estación de Victoria, con las maletas, más perdida que un pulpo en un garaje (debo hacer un inciso para decir cuánto echo de menos una buena ración de pulpo a feira) y con un nivel de Inglés de -3. Durante ese año y medio trabajé todo lo que puede y más, intentando ahorrar para poder hacer algo con mi vida en un futuro. Sin tener ni idea de qué sería… Nanny, Babysitter, Dog walker…

Y cuando mi nivel de inglés me dio la autoconfianza suficiente, se me ocurrió la mejor idea de mi vida. Cogí mi bici y me fui desde Amsterdam hasta Galicia en un viaje de 2.500km, en 36 días, con sus 36 noches, y 36 historias que contar.

Todo ese tiempo que pase en la bicicleta no acompañada, que no sola, me dio para darle muchas vueltas a la cabeza. Y el resultado fue: tienes 26 años, ahorros suficientes y nada ni nadie que te ate. Es el momento de irte a… Australia, por ejemplo.

 

¿Qué ciudad elegiste y por qué? ¿Te gusta?

Elegí la ciudad de Brisbane, en Queensland. Buscaba algo lo más diferente a Londres posible. Melbourne y Sidney me parecía que serían un poco lo mismo; ciudades muy grandes, demasiada gente, lluvia… Brisbane sin embargo es algo más pequeño y el clima es una pasada (quizás demasiado calor a veces). Además el ambientillo me encanta. Gente en la calle, haciendo barbacoas, en los parques. Y lo que más me gusta de todo es que hay gente haciendo deporte a cualquier hora (os estoy hablando de 5 de la mañana) en cualquier parte de la ciudad. Y ciclistas, muchos ciclistas, mucho carril bici. ¡Mi paraíso vamos! La única pega es que todo se empieza muy temprano y se termina muy temprano también. Habrá que acostumbrarse.

 

¿Cómo fue el comienzo de tu aventura?

La verdad es que mi comienzo no pudo ser mejor, ya que los dos primeros meses los pasé viviendo en Byron Bay donde estaban mis amigos Fer y Belén. Fueron dos meses de yoga y surf, y más yoga aun. ¡Esa etapa no la olvidaré en la vida!

Tras dos meses, mi sueño hippie se terminó y tuve que volver a ponerme zapatos y mudarme a Brisbane, ya que empezaba mi curso de Inglés. Tengo visado hasta octubre de este año; pero ni idea de qué pasará luego. Todavía no se ni que haré mañana…

 

¿Qué es lo que peor llevaste al principio de llegar? ¿A valido la pena dar el salto?

Lo que recuerdo como “peor” (por llamarlo de alguna forma) fueron las primeras semanas en Brisbane buscando casa, bici, trabajo… Viendo como mi cuenta bancaria bajaba y bajaba. Que si fianza, que si alquiler, que si compra, que si esto, que si lo otro… Vamos, lo normal cuando te mudas. Pero cuento esto porque no quiero dejar la pregunta en blanco… ¡¡¡Claro que ha merecido la pena!!!

 

¿Qué has estudiado en Australia?

He hecho un curso de 3 meses de Inglés en Viva College, y ahora mismo estoy haciendo uno de deporte en The Eagle Academy.

 

¿Y qué tal tu nivel de inglés ahora, en comparación con cuando llegaste?

Yo llegué a Australia con un nivel aceptable después de haber vivido un año y medio en Londres. Lo bueno es que aquí lo practico muchísimo más que en UK. Así que me noto más desenvuelta y con más confianza a la hora de hablar. Eso sí, mis patadas a la gramática inglesa siguen presentes.

 

¿De qué trabajas? ¿Cuánto tardaste en conseguir trabajo y cómo lo conseguiste?

Mi experiencia laboral en Australia ha sido bastante variada para los 7 meses que llevo.

Mi primer trabajo fue en Byron Bay, limpiando apartamentos a 25$ la hora. Sin casi darme cuenta, y por casualidades de la vida, o del yoga, acabé trabajando de nanny para Elsa Pataky y Chris Hemsworth. A los que les estoy infinitamente agradecida por lo bien que me trataron y cuidaron.

En cuanto llegué a Brisbane me puse a echar currículums como una loca. Hice un par de entrevistas en restaurantes y finalmente me contrataron en Zara: aire acondicionado y temazos, no puedo pedir más. Además el sueldo está muy bien: de lunes a viernes 24$, sábados 26$, domingos 38$ y festivos 53$ la hora.

 

La única pega es que al tener visado de estudiante no pueden darme más de 20 horas a la semana ni aunque esté de vacaciones en la escuela. Así que en los meses de vacaciones lo que hago es complementarlo con Uber Eats: reparto comida a domicilio con mi bicicleta. Puedo trabajar los días que quiera, las horas que quiera. No tengo ni mínimo, ni máximo, ni jefe si me apuras. El sueldo ronda entre los 6$ y los 10$ por pedido, dependiendo del tamaño y la distancia. Y normalmente haces 2 o 3 por hora. Pero esto varía mucho. Tengo días de 3 pedidos por hora y días de 1 pedido o ninguno… Pero como a mi la bicicleta me encanta, no me importa nada, lo que sea bien venido es!

 

¿Cómo conociste Un salto a Australia? ¿Y qué tal ha sido la experiencia con nosotros?

Busqué información en internet sobre Australia y di con la página de la agencia. 100% recomendable. Me ayudaron con todo desde el principio y con un buen rollo increíble. Lo vi claro desde el principio.

 

¿Cuáles son tus planes a corto plazo? ¿Quieres seguir en Australia?

Estoy muy feliz aquí y disfrutando de cada día. Creo que no ha llegado el momento todavía de preocuparme por mi siguiente paso. Lo único que sé con seguridad es que me queda mucho mundo por pedalear.

 

Cuéntanos alguna curiosidad que hayas vivido en Australia.

En mis primeros días en Brisbane, que coincidieron con el inicio de la primavera, me atacaron unos pájaros cuando iba con la bicicleta. Al parecer estos pájaros atacan a los ciclistas durante la época de apareamiento porque se sienten amenazados. ¡Menudo susto me llevé!

 

¿Qué le dirías a aquellos que tienen miedo a dar el salto?

Que no se lo piensen dos veces. Que el miedo no sirve de nada. Y que puede que se estén perdiendo una de las mejores experiencias de su vida.

 

Dinos lo que quieras.

Lo que quieras ;)

 

 

 

 

Please reload