©2016. UN SALTO A AUSTRALIA

CONTACTO RÁPIDO:

info@unsaltoaaustralia.com

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • Email

Newsletter

/                   /                                 /                   /

----------------------------------------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------------------------------------------------

10 consejos para hacer amigos en el extranjero.

June 12, 2016

Cambiar de ciudad, país o cruzar medio mundo para perseguir sueños, da miedo.  Al principio, mientras planeas tu viaje, todo es alegría, emoción, positividad... Cuando va quedando menos para que te cambie la vida te entran las dudas: ¿Y si no me gusta la ciudad? ¿Y si no me adapto a la cultura? ¿Y si no conozco a nadie? ¿Y si me siento solo?

 

Es normal tener miedo, todo gran cambio en la vida da miedo, ya que no sabemos a lo que nos enfrentamos, lo que va a pasar; y nuestro mundo, nuestra percepción de él va a cambiar por completo. Aférrate a ese miedo, que es el que a veces te salvará de cometer estupideces, pero no dejes que te domine.

 

Aún así, si eres del grupo de los novatos de 'nunca he viajado solo', no te preocupes. Se te ha olvidado que una gran parte de la gente que viaja, también lo hace sola, y se encuentran en la misma situación que tú. Sé que tienes miedo de como hacer amigos: todos nos rayamos mucho con esta cuestión, ya que ya no somos niños pequeños y nos podemos acercar y decir: Hola, ¿Quieres ser mi amigo?

 

Así que hoy os dejo 10 consejos para hacer amigos en el extranjero, o al cambiar de ciudad. Estos consejos los he aprendido yo, después de llevar en el extranjero casi 3 años, y de haber conocido a cientos y cientos de personas, sirven tanto si cambias de ciudad, como de país, si vas a hacer un viaje o un erasmus; espero que os sirvan ;)

 

 

 

1. Sé tu mismo.

Con ser tú mismo, no me refiero a que seas quién siempre has sido. Estás en un lugar nuevo, donde nadie te conoce, y tienes la oportunidad de empezar de cero; puedes ser quien quieras ser. Puedes cambiar lo que no te guste de ti, exaltar tus virtudes y hacer lo que te de la gana sin que absolutamente nadie te juzgue. Sé quien quieras, pero sé tu mismo: haz lo que te guste, sea lo que sea, y disfruta de ello.

 

 

2. Sonríe; sonríe mucho.

A nadie le gusta juntarse con una persona super seria que no aporta positividad.

Cuando viajamos, todos estamos de buen royo, buscando gente que nos aporte unas risas. Hay un estudio que demuestra que si sonríes a alguien, esa persona involuntariamente te devolverá la sonrisa: es una bonita forma de conocer gente. No te fuerces a sonreír, porque no hay nada peor que eso, pero relájate, date cuenta de lo afortunado que eres de estar donde estás, y ya verás que la sonrisa aparece sola. Ahora tan solo regálasela a los que te rodean ;)

 

 

3. Comparte habitación y transporte con otros viajeros.

Sé que esto no es algo a lo que estemos acostumbrados, pero es uno de los mejores consejos que puedo dar. La mayoría de viajeros se alojan en hostales o backpackers y comparten habitación (si te mudas de ciudad, hablamos de pensiones o residencias de estudiantes); ahí es a donde tienes que ir. Aunque no te haga gracia la idea de compartir habitación, vas a conocer un montón de gente, y comenzarás a soltarte poco a poco. Y con compartir transporte lo mismo.

 

 

4. Apúntate a clases de lo que sea.

Apúntate a una academia para aprender idiomas, clases de baile, música, cocina, a un gimnasio... Cualquier cosa que te gustaría aprender, pero que hasta ahora no habías tenido la oportunidad de hacer. En clases, tendrás muchos compañeros y acabarás haciendo buenos amigos.

 

 

5. Déjate llevar.

A veces tenemos la manía de planificar y organizar todo: incluso lo que no se puede. Nos gusta tener un esquema y no salirnos de él. Ha llegado el momento de cambiar. Hemos cambiado de vida por algo; este viaje que vas a vivir va a ser único, y si quieres que sea inolvidable deja de cuadrarlo todo y déjate llevar por decisiones esporádicas, cambios de planes en el ultimo minuto, cosas que nunca te hubieras planteado hacer en el pasado... Si un día conoces a alguien, y te invita a tomar algo, no digas que no porque no lo tenías planeado o porque tienes que recoger tu habitación; menos aun digas que no por vergüenza. Disfruta el momento, y déjate fluir.

 

 

6. Conviértete en una persona extrovertida.

Antes de venir a Australia, yo era una persona muy introvertida. Me encantaba la gente, pero odiaba ser yo la primera en acercarme a alguien para entablar conversación: me moría de vergüenza. Era algo impensable para mi. Hasta que un día me di cuenta que quería ser extrovertida, que no quería dejar de hacer cosas en mi vida por vergüenza, y me re-inventé. Ahora soy super extrovertida. Me encanta conocer gente nueva; y no tengo problema en ser yo la que inicie una conversación con un desconocido. Ya sea para preguntar la hora, una ayudita con el mapa porque ando perdida, o simplemente mencionarle a alguien lo mucho que me molan sus zapatos. De verdad que lo recomiendo muchísimo: no tengas vergüenza. No te cortes por no conocer a la persona, trátala como si trataras con un amigo tuyo. Y si esa persona te mira raro, o es borde, no te preocupes, darás con la que termines teniendo una conversación la mar de interesante.

 

 

7. Disfruta de la soledad.

Sal a la calle, toma el sol, comete un helado, ve a la playa, cómprate ropa, haz turismo... Haz todo lo que te gusta; haz lo que quieras. No dejes de hacer lo que te gusta porque te agobie pensar que lo estás haciendo solo. Los amigos se hacen poco a poco, y las primeras semanas que estés en tu nuevo hogar estarás algo más solo, pero disfruta de todo aunque sea solo. La soledad es bonita también, te permite conocerte a ti mismo.

 

Nivel PRO: Tengo una amiga que cuando se mudó a Inglaterra salía hasta sola de fiesta para conocer gente. Y de verdad, que se lo pasaba que ni os lo imagináis.

 

 

8. Grupos en Facebook.

Una de mis formas preferidas de conocer gente es por redes sociales: es la forma más sencilla y rápida. Gracias a Mr Internet, hoy en día lo tenemos super fácil para hacer amigos. Hay miles de grupos en Facebook: Españoles en Sydney, Peruanos en Argentina, Colombianos en Roma... Tan solo tienes que unirte al que te corresponda y poner un mensaje tipo: Hola, acabo de llegar a la ciudad, ¿Alguien que quiera quedar a tomar algo? Te escribirá muchísima gente en tu misma situación, y es una forma super fácil de hacer amigos. Yo he conocido muchisisisisima gente así que me llevo de por vida en el corazón.

 

 

9. No te sientas intimidado.

Cuando es la primera vez que viajamos solos, nos bloqueamos bastante al ver grupos de amigos. Nos sentimos excluidos ya que somos los que no conocemos a nadie. No te sientas así, no tienes porqué. Es normal que no conozcas a nadie, acabas de llegar. Acércate a un grupo y pregúntales la hora, o si saben como llegar a X sitio, para romper el hielo y luego sácales conversación. *Muy importante aplicar el consejo de la sonrisa* Cuéntales que acabas de llegar a la ciudad y estás bastante perdido, seguro que te invitan a quedarte con ellos ;)

 

 

10. No tengas prejuicios.

Al cambiar de país conocerás personas de cientos de nacionalidades. Vas a tener la increíble oportunidad de conocer muchas culturas distintas y personas únicas. Sé abierto a ello. No todos los 'chinos' son de china: japón, filipinas, tailandia... Son países super diferentes con costumbres super distintas: ten interés por conocerlas todas. Lo mismo aplica a 'latinos' o 'moros'. En estas categorías englobamos muchos países, cuando todos tienen sus peculiaridades, y las personas son muy diferentes pero todas geniales. Dale una oportunidad a todo el mundo. No todo lo que nos inculcan desde pequeños es verdad; no por ser diferente a lo que conoces, tiene que ser peor. Siempre puedes llevarte sorpresas.

 

 

 

Si sigues estos tips, harás amigos super rápido vayas a donde vayas :) Yo de verdad os digo, que conocer gente en el extranjero es super fácil, tan solo tienes que abrir un poco la mente y dejarte llevar por el buen royo que se respira en el ambiente.

 

Por último comentaros, que hice un amigo aquí en Australia, un muy, muy buen amigo, que me enseño una filosofía de vida que él lleva consigo a todas partes: coleccionar personas; de la gente que conoce, aprende algo, sea bueno o malo. Así, te llevas un trocito de cada persona para recordarla siempre, para hacer de ti una mejor persona, y llenarte de buenos valores de la gente que vas conociendo en el camino. Él tiene la debilidad de coleccionar personas raras. Personas que tienen manías o personalidades muy diferentes al resto del mundo, personas con las que pocos quieren relacionarse, pero que a él le aportan mucho. 

 

Yo tuve la suerte de coleccionarlo a él y todas sus super interesantes anécdotas, ya que ahora también de cada una de las personas que conozco, me guardo un trocito.

 

Nos vemos muy pronto en el paraíso.

N.

 

Please reload