©2016. UN SALTO A AUSTRALIA

CONTACTO RÁPIDO:

info@unsaltoaaustralia.com

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • Email

Newsletter

/                   /                                 /                   /

----------------------------------------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------------------------------------------------

30 cosas que deberías probar en Australia antes de volver a casa

October 2, 2018

No serías el primero ni el último que se marcha de Australia y se da cuenta de que no ha vivido ni la mitad de lo que podría haberlo hecho. El primero que se ha pasado 9 meses viviendo en la misma ciudad, yendo a clase de lunes a viernes, saliendo a los mismos bares, gastándose los ahorros en fiestas, viajando poco y aventurándose mucho menos de lo que le hubiese gustado. 

 

Una vez pises Australia, ya tienes lo más difícil hecho. 

 

Lo de viajar lo damos por descontado, así que hoy te traigo una lista de 30 australianadas que deberías ir probando poco a poco en tu día a día, para asegurarte que vives esta experiencia al máximo :)

 

 

 

1. ANDAR DESCALZO 

Una de las cosas que más me llamó la atención cuando me marche a vivir a Byron Bay, fue que todo el mundo andaba descalzo. Iban descalzos a la playa, a comprar al supermercado, cuando montaban en bici o cuando salían a tomarse un café. Y no importaba si hacía sol o si diluviaba; lo de llevar zapatos no se lleva en aquel lugar. 

 

Fue la moda a la que menos me costó acostumbrarme, y me pasé el año entero andando descalza. Desde luego ayuda a conectar con la tierra y sacar tu lado más natural y salvaje. Así que cuando llegues a Australia, ¡permítete olvidarte los zapatos en casa de vez en cuando para que pruebes qué se siente! 

 

 

 

 

 

2. VOLVERTE ADICTO A LOS ACAI BOWLS

Que la gastronomía en Australia brilla por su ausencia no es nada nuevo. Así que aprovéchate de la multiculturalidad del país para probar platos de otras nacionalidades.

 

La comida asiática en esta parte del mundo es espectacular. Pero si hay algo a lo que me volví adicta fueron los acai bowls, típicos de Brasil. Riquísimos, con muchísimas propiedades y súper refrescantes en verano. Mis preferidos, los de Bare Naked Bowl, en Manly. 

 

 

 

 

 

3. NADAR CON DELFINES Y BALLENAS

Si estás enamorado del mar, nadar con delfines y ballenas en libertad es algo que debes tener muy presente en tu lista. Las actividades y experiencias acuáticas en Australia son una pasada, y vivir experiencias dentro de la experiencia ya en sí de estar viviendo en Australia, es algo que te recomiendo muy mucho. 

 

Y para los que no seáis demasiado fans de meteros en las profundas aguas del océano a nadar con delfines, ballenas y a saber qué más, como yo, existen otro tipo de actividades donde relacionarte con ellos, dándoles de comer, por ejemplo.

 

Tampoco te pierdas la migración de las ballenas que puede avistarse desde la costa desde mayo a diciembre.  

 

 

 

4. VIAJAR EN FURGONETA 

¿Alguien no ha soñado con viajar en furgoneta por Australia? Pues antes de marcharte de vuelta a casa, ¡asegúrate de cumplir tu sueño! 

 

Te aseguro que no hace falta que compres la furgoneta, ni siquiera que sea una Volkswagen hippie. Ni hace falta que te recorras el país de punta a punta o que duermas cada noche en un sitio remoto. Puede ser más sencillo que eso e igual de alucinante :)

 

Alquila una furgo con un par de amigos en alguna empresa tipo Jucy por un par de semanas, marca una ruta realista por alguno de los muchos paraísos que hay en Australia ¡y la aventura está servida! :) Y se puede hacer barato, cocinando por el camino en la furgo y durmiendo en las zonas de acampada gratuitas.

 

 

 

5. CANGUROS Y KOALAS EN LIBERTAD

Aunque es cierto que en Australia hay muchos santuarios de canguros y koalas donde ver a estos animales, no es comparable a salir a correr por la mañana y encontrar a wallabies salvajes en mitad del camino o salir a caminar por el bosque y encontrar a familias enteras de canguros en su hábitat natural. 

 

No te conformes con verlos en los santuarios y asegúrate de verlos en libertad antes de volver a casa :) 

 

 

 

 

6. LA TIERRA ROJA DEL OUTBACK

En mi opinión, no deberías marcharte de Australia sin ver el outback, la zona céntrica desierta del país. No hay nada comparable en otro rincón del planeta a cruzar el centro de Australia por carretera, sin conexión telefónica, con la sensación de estar en mitad de la nada y sabiendo que el próximo pueblo quizá esté a 500km. Águilas, camellos, serpientes y miles de canguros, hacen que transitar esta carretera de arena roja merezca la pena.

 

Y si el presupuesto o los días no te dan para llegar a Uluru, escápate 3 ó 4 días en coche, hasta que el paisaje de costa y bosques se conviertan en el mar de arena rojo y puedas contemplar esta maravilla. 

 

 

 

7. VIAJAR POR CARRETERA (ANQUE SEA SIN FURGONETA)

Vale, ¿qué no puedes alquilarte una furgo? ¡Pues viaja a dedo, en tren o en bicicleta! Pero asegúrate de recorrer tantas carreteras del país como puedas. 

 

Las distancias en Australia son enormes y es cierto que viajar en avión es más que necesario en muchos casos. ¡Pero hay tanto que descubrir a poco que te salgas de la ciudad y te adentres en la naturaleza! Para los que penséis que viajar por Australia es caro -que puede serlo y mucho- probad a buscar el bosque más cercano, las cascadas más próximas o la zona de acampada gratuita que más os guste y explorad, ¡explorad mucho! :)

 

Buscad amigos con coche, alquiladlo o comprar uno de segunda mano por 1.000 euros y vendedlo por 1.500 antes de marcharos a casa hahaaha. Pero haced lo que podáis por hacer kilómetros en Australia. He dicho :P

 

 

 

8. SURFEAR 

Aunque mi miedo a los tiburones, las corrientes y unas cuantas clases de natación de menos de pequeña no me dejaron ni intentarlo, lo cierto es que todo el que prueba el surf se enamora de este deporte. 

 

Puedes alquilar el neopreno y la tabla o comprarlos de segunda mano en Gumtree. Y pagarte unas clases particulares para iniciarte o indagar en tu escuela, que seguro que alguno de tus compañeros de clase puede darte algunos consejos para empezar. 

 

 

 

9. PROBAR EXPERIENCIAS DENTRO DE LA EXPERIENCIA 

Y ya que estás en la otra parte del mundo -y nadie te conoce-, atrévete a probar nuevas experiencias dentro de la propia aventura de dar el salto a Australia. 

 

¿No has ido nunca a una playa nudista? Prueba y ve qué se siente. ¿Te apetece hacer un curso de meditación vipassana de 10 días en mitad del campo? Esta es tu oportunidad para hacerlo. ¿Siempre has soñado con trabajar en un bar de copas? ¡Pues a por ello!

 

 

10. SER EL QUE MENOS HABLA INGLÉS DE LA REUNIÓN 

No serías el primero ni el último al que invitan a una fiesta o algún lugar con un grupo de gente que habla muy buen inglés. Quizá gente local o compañeros de clase. Pues nunca digas no a nada sólo por sentir que tu nivel de inglés no es suficientemente bueno -porque quizá nunca te lo parezca. 

 

Verás que aunque tu inglés no sea el mejor, hay muchas formas de comunicarse y hacer amigos, así que atrévete a salir de tu zona de confort tanto como puedas y verás cómo mejora la confianza en ti mismo, ¡y el inglés! :)

 

 

11. TOCAR EN LA CALLE

Si te apasiona la música y sabes tocar, ¿porqué no compartirlo con los australianos? Quizá en tu ciudad nunca lo harías, pero puedo decirte que es una experiencia muy guay y merece la pena probarlo.

 

Durante mi año en Byron Bay solía cantar flamenco en la calle cuando me apetecía, y ello me llevó a conocer a muchísimos artistas y músicos locales. De hecho, con el tiempo pude dedicarme profesionalmente a ello en Australia. Así que atrévete a compartir aquello que mejor se te da, porque nunca sabes de dónde van a llegar las oportunidades.  

 

 

 

12. ACAMPAR 

La primera vez que me fui de camping en mi vida, fue en Australia. Desde luego, se convirtió en mi actividad favorita, porque acampar en un bosque bajo las estrellas en el silencio de la noche y despertar al amanecer con el canto de las kookaburras y ver a una familia de canguros durmiendo a dos metros de tu tienda nada más abrir los ojos por la mañana, no tiene precio. 

 

Para colmo es barato, hay cientos de zonas de acampada gratuitas y el país tiene tanto por recorrer que podrás conocer un sitio nuevo cada vez.

 

 

 

13. IR A UNA CLASE DE ASTRONOMÍA 

Nunca había visto un cielo tan impresionante como el de Australia. Si vives en la ciudad, quizá te cueste un poco más apreciarlo por la contaminación lumínica, aunque a nada que te alejas de ella, contemplar el cielo es algo increíble. 

 

Si tienes la oportunidad de ir a una clase de astronomía, te lo recomiendo. Para mi fue una de las experiencias más bonitas e interesantes que viví en Australia. 

 

 

14. APRENDER A TOCAR EL DIDGERIDOO 

El didgeridoo (/diyiridú/) es un instrumento de viento originario de los pueblos aborígenes australianos. Tocarlo no es nada sencillo, y muchos artistas australianos actuales como Xavier Rudd lo utilizan al componer música. En la actualidad, el didgeridoo se usa en la práctica del yoga o la meditación, porque su sonido puedes ser súper relajante. 

 

Si tienes la oportunidad de experimentar un Dream Drone, te aseguro que es una experiencia única. 

 

 

 

15. TIM TAMS

Aunque te parezca la cosa más tonta del planeta, no puedes irte de Australia sin haberte comido unas Tim Tam como un auténtico aussie. Las Tim Tam son probablemente las galletas más famosas de Australia y están ¡muy ricas! :)

Te dejo este vídeo para que aprendas cómo hacerlo, a partir del minuto 4:00.

 

 

 

16. SUBIR AL MONTE WARNING AL AMANECER

Ver amanecer es algo obligatorio independientemente del país al que viajes, y Australia no podía ser menos.

 

Hay un amanecer muy conocido para los que viven entre Byron Bay y Gold Coast, y es el que puede contemplarse desde el monte Warning. Si pasas por allí de viaje, reserva un día para ver este amanecer increíble :) Y, si no, busca el mejor lugar cerca de donde te encuentres para disfrutar de este espectáculo. ¡El madrugón merecerá la pena! 

 

 

 

17. APRENDER A DISTINGUIR ARAÑAS Y A VIVIR CON ELLAS

En Australia hay arañas ¡y muchas! No importa si vives en la ciudad o en un pueblo, sí o sí las verás por todas partes.  

Si en casa o en el jardín tienes muchas y muy diferentes, lo ideal es que te familiarices con ellas, sepas cómo de peligrosas son y qué hacer en caso de picadura.  Sí, esto será ahora parte de tu experiencia y tu día a día - te guste o no hahaha. 

 

Al principio dan un poco de miedo, pero la verdad es que al final aprendí a vivir con ellas y podía quedarme embobada viendo cómo tejían sus telas. ¡Me encantan! ^^

 

 

 

18. CONDUCIR POR EL OTRO LADO 

En Australia se conduce por el otro lado de la carretera y aunque solo sea por ver lo que se siente, deberías probarlo alguna vez. Con el carnet internacional es más que suficiente para conducir durante tu primer año en Australia, así que asegúrate de probar qué tal se te da tomar las rotondas al revés :p

 

 

19. VEGEMITE

No puedo decir que sea mi favorito, aunque lo cierto es que hay gente a la que les encanta. El truco para comer Vegemite, una pasta muy salada que sirve para cocinar o untar en el pan, está en echar sólo un poquito y combinarlo con algo más: mantequilla, aguacate.. ¡Pruébalo y cuéntanos si lo amas o si no puedes ni olerlo! Hahaha

 

 

 

20. IR A UN RESTAURANTE BYO 

Esta es una de las cosas que me resultaron más raras cuando llegué a Australia, los restaurantes BYO, "Bring Your Own". Y es que en este país hay restaurantes donde puedes llevar tu propio alcohol para cenar. Te cobrarán por el descorche o por el número de personas y puedes llevarte todo lo que quieras.

 

Teniendo en cuenta lo caro que es el alcohol en este país, lo cierto es que compensa. Y, por otro lado, los restaurantes se ahorran pagar las carísimas licencias que les supone a ellos la venta de alcohol. ¡Un win-win para todos! 

 

¡Pruébalo y cuéntanos qué te parece la idea! :)

 

 

21. TRABAJAR EN LUGARES NUEVOS

Ya que te estás tomando unos meses sabáticos de tu vida real, este es el momento perfecto para que pruebes otro tipo de oficios que o bien te apetece probar o quieres ver si realmente son tu vocación. Desde la hostelería, hasta trabajar con niños, trabajar en una escuela de inglés o en marcas de ropa cara. 

 

Sea lo que sea lo que te atrae, intenta vivir nuevas experiencias laboralmente también, ya que aprenderás nuevas habilidades y, si resulta que no son lo tuyo, aprenderás a valorar el trabajo que tenías antes.

 

 

22. CELEBRAR TU CUMPLEAÑOS EN LA ÉPOCA DEL AÑO AL REVÉS

Es TAN raro celebrar tu cumpleaños en invierno cuando llevas toda la vida celebrándolo en verano en la playa... E imagino que al revés pasa igual. 

 

Si eres de los que cumplen en invierno, asegúrate de poder celebrar tu cumpleaños en verano al menos una vez en la vida, haciendo una barbacoa con los amigos o escapándote a alguna playa paradisíaca australiana. 

 

 

23. CELEBRAR LA NAVIDAD EN LA PLAYA 

Si lo de celebrar tu cumpleaños en la época del año contrario era raro, ¡esto es tres cuartos de lo mismo! Lo cierto es que tener sensación navideña a 30 grados, es prácticamente imposible. 

 

Para los que estamos tan lejos de casa, es positivo, ya que unas navidades en la otra punta del mundo sin villancicos, nieve, turrón y reyes, saben tan poco a navidad que casi ni extrañarás casa. Eso sí, ¡asegúrate de hacerte la foto en la playa con tu gorro de Santa para presumir de temperatura mientras en tu casa pasan frió! :p

 

 

 

24. REGALAR HUEVOS DE CHOCOLATE EN PASCUA

Para los que nos hemos criado con la Semana Santa, lo cierto es que la Pascua en Australia resulta un poco sosa en cuanto a tradición. Eso sí, es muy dulce y colorida, ya que estos días los huevos y conejos de chocolate invaden los centros comerciales y supermercados.  

 

 

 

25. LLEVAR UN CASCO LLENO DE PINCHOS EN LA BICI

Cuando decimos que Australia es un país salvaje, no es por gusto. Y es que en primavera y según la zona donde vivas, quizá te toque llevar uno de estos cascos de pinchos para ir a la escuela mientras vas en bici o salir a la luz del sol con un paraguas para protegerte. 

 

Esperamos que no tengas que experimentarlo pero, si te atacan los magpies, que no te importe hacer un poco el ridículo para sobrevivir cada mañana :p

 

 

 

 

26. IR A UN FESTIVAL DE MÚSICA AUSSIE 

Una de las cosas que se echan de menos al pasar una larga temporada en Australia, son los conciertos y festivales de tus grupos preferidos. Pero en Australia hay decenas de festivales cada año, ¡así que date el lujo de darte una buena fiesta aunque no tengas ni idea de quien hay en el escenario! Te aseguro que cuando vuelvas a casa, escucharás a tus grupos aussies preferidos para teletransportarte de nuevo a Australia :) 

 

 

 

27. COMPRAR ROPA Y OBJETOS DE SEGUNDA MANO

Una de las cosas que hice por primera vez en Australia fue comprar cosas de segunda mano. En España ni se me pasó por la cabeza, pero en Australia como en muchos otros países es una práctica muy común que te ayudará a ahorrar dinero y echarle un cable al planeta. 

 

 

 

28. APRENDER A RECICLAR HASTA TÉRMINOS INSOSPECHADOS 

La primera vez que vi a mi casera guardar los restos de comida en un cubo, pensé que debía tener un par de gallinas que alimentar en el jardín... Hahaha 

 

En Australia aprendí a reciclar hasta lo inreciclable. Aprendí a reutilizar las cosas antes de comprar de nuevo. Y aprendí que aquel cubo de sobras de comida no era más que compost, y que aquella mujer lo utilizaba para abonar las plantas de forma natural.  

 

 

 

29. PRUEBA NUEVAS FORMAS DE VIVIR

Donde fueres haz lo que vieres, y en Australia verás gente muy sana, que hace deporte, que da clases de yoga en la playa por la mañana o que medita como un hábito.

 

Te toparás con el veganismo, la alimentación ayurveda, las dietas paleo o el gluten free. 

 

Mi propuesta es que leas, investigues y pruebes aquello que te atraiga y decidas si hay un estilo de vida diferente al que has vivido hasta ahora, que te haga más feliz y vaya más acorde a los valores de la nueva persona que eres tras esta experiencia.

Salir de casa te hará ver que no todo lo que nos han enseñado es la única amanera de hacer las cosas, ni es la verdad absoluta. Plantéatelo todo y toma decisiones por ti mismo :) 

 

 

 

30. DESPERTAR CADA MAÑANA A LAS 5.30AM Y SIN DESPERTADOR 

Aunque no te lo creas, en Australia madrugarás sin querer. La vida en este país comienza más temprano y tu cuerpo lo sabe.

 

Levantarse cada mañana a las 5.30am para salir a surfear o a hacer deporte no es nada raro. Los pájaros te despertarán quieras o no y levantarse a estas horas se convertirá en un hábito del que te enamorarás.

 

¡Haz la prueba y mira cómo te sientes! No volverás a quedarte en la cama remoloneando ni un día más, ¡hay mucho que explorar ahí afuera! :)

 

 

 

Espero que esta lista de posibles experiencias en Australia te sirva de inspiración ¡y te atrevas a vivir tu salto al máximo! :)

 

Sólo tienes una vida. Y reinventarla es posible. 

Ana M. Martín

 

 

Please reload